LO MEJOR DE LA SEMANA

miércoles, 2 de julio de 2014

Los Hermanos Conde, embajadores musicales de Montoro en el mundo

Orfeón de Montoro. Fototeca Pasión por Montoro
José Lucena Llamas
La familia Conde vive en Montoro hasta 1935. el padre, buena voz, miembro del Orfeón de Montoro, zapatero, buen cazador, con muchos amigos y de gran bondad, tuvo que trasladarse con su mujer y ocho hijos a Córdoba, semi arruinado por la falta de pago de los que, abusando de su bondad, encargaban cosas que luego no pagaban. La madre poseía una bonita voz, pero en aquellos tiempos solo pudo darla a conocer a familiares y amigos.
Los tres varones, Bartolomé, diego y paco, se dedicaron desde su niñez a la música. Recibieron las primeras clases en los años treinta. Su maestro fue el prestigioso músico local Juan Mohedo. Fueron alumnos aventajados que pronto parangonaron las envidiables dotes artísticas de su maestro.
Las hermanas también siguieron los estudio musicales, Rafaela estudio piano y contrabajo; Ana, piano y saxofón; Julia, gemela de Ana, violoncelo y batería; la mas pequeña, Angelita, actuó de cantante en la orquesta de sus hermanos. María, la mayor, no tuvo relación con la música.
Bartolomé, Diego y Paco se inician pronto en los estudios de música, bajo la tutela de Juan Mohedo Canales. Bartolomé y Diego ingresan en la Banda Municipal de Montoro (Diego, desde el carnaval de 1935, hasta Mayo del mismo año, en que se marcha la familia a Córdoba). Paco, aun niño, no llego a pertenecer a la banda.
Los tres hermanos, por aquellos años, formaban parte del Orfeón de Montoro. Diego actuó como cantante, como laúd y como saxofón. Bartolomé como clarinete y como ayudante del director, Manuel Canales. Paco, como cantante formó parte desde el año 32; era el único niño (tenía solo 7 años) que pertenecía al orfeón.
También en los años 30, Bartolomé Conde, Diego Conde, Ramón Muñoz, Francisco Muñoz y Miguel Yépez fundan la Orquestina Muñoz, que sobrevivió a la guerra.
Ya instalados en Córdoba, comienzan sus estudios en el Conservatorio Superior de Música de la ciudad. Bartolomé estudia solfeo, clarinete y piano; Diego, solfeo, armonía y clarinete; Paco, aún niño, recibió clases de solfeo de sus hermanos y de José Aljibe, un gran flautista valenciano que impartió clases en la Academia Municipal de Córdoba, durante la guerra.
Orquesta Muñoz en el Patio del Círculo Primitivo. Fototeca Pasión por Montoro
Bartolomé es admitido en la Banda Municipal de Córdoba, unos meses antes de comenzar la guerra civil. Durante la misma, Bartolomé es clarinete principal de la Banda de Música del Tercio de San Rafael de Requetés, de la que también Diego fue Saxofón tenor. Bartolomé se licencia al finalizar la guerra con el grado de Brigada. Diego, ya comenzada la guerra, a instancias de Mariano Gómez Camarero, es requerido como saxofón barítono para la Banda Municipal de Córdoba, a la que pertenece hasta 1937, en que es movilizado.
Al finalizar la contienda, regresan a Córdoba y fundan la orquesta Hermanos Conde. Esta orquesta los consagro como avezados músicos y fue, a la postre, la que los proyecto en el mundo artístico. 
El director fue diego, encargándose Bartolomé y Paco de la parte artística y musical. Un pianista, dos trompetas, un trombón, batería y un saxofón, además de los tres hermanos, formaban la orquesta. Para dicha orquesta, preparan a sus primos, Bartolomé Magán Mazuelas, para saxofón;  Alfonso Magán Mazuelas para trompeta y trombón de varas, a Rafael Magán Torres, para batería.
Las actuaciones de la orquesta comienzan en 1941. Andalucía. Madrid, Ceuta, Melilla, Tanger, Rabat Casablanca, Argelia, Gibraltar, Portugal y Teherán…y prácticamente todas las ciudades españolas, son testigos del buen hacer de la orquesta “Hermanos Conde”.
Cuando la orquesta está en todo su esplendor, ocurren algunos hechos desagradables que repercutieron la marcha normal de la misma. En 1948 muere una de las hermanas mellizas, Julia. En 1957 ocurre la muerte de la otra hermana melliza y del padre. En 1968, muere la madre.
No obstante, las actuaciones siguen y forman parte de los espectáculos de Trudy Bora, Frank Johan, Juanito Valderrama, Los Chimberos, Enrique Montoya, Carmen Amaya, Manolo Caracol, Lola Flores, Juanita Reina, Jorge Negrete, Pepe Marchena, Marifé de Triana… En 1958, tres de los componentes de la  orquesta son llamados a filas y Bartolomé reingresa en la Banda Municipal de Córdoba. Antonio Machin desea contratar la orquesta. Por los motivos señalados, solo puede acompañarle Paco, Diego y Rafael Magán. Los tres trasladan su residencia a Madrid y acompañan al cantante en una gira por España y Francia.
Se instalan en Marsella, de donde salen a actuar a diferentes ciudades francesas. Numerosas salas de fiesta de todo el país son amenizadas por la orquesta “Hermanos Conde”.
Fotografía antigua del Conservatorio Superior de Música de Córdoba. Fototeca US
En 1969 la orquesta sufre una modificación importante. Paco Conde y sus primos se quedan en Madrid y Bartolomé ingresa como profesor de clarinete en el Conservatorio Superior de Música de Córdoba. Es diego quien reorganiza la orquesta con su yerno y otros músicos italianos, y hacen una gira de dos años por Italia. Durante la misma, muchas de las obras que tenían registradas los Hermanos Conde en la Sociedad de Autores, sociedad a  la que pertenecían desde el año 1944, fueron presentadas por el grupo. Como la música española en general, y la de los Hermanos Conde en particular, gustaba mucho en Italia, obligo a los hermanos a componer nuevas melodías. Estas canciones y otras que compusieron después, se escuchan hoy en muchos espectáculos, entre ellos en “El bombero torero”. Los hermanos Conde tienen registradas en la Sociedad de Autores más de doscientas piezas musicales. Su creación musical es, por tanto, muy prolífica.
Mientras que Diego realiza su gira por Italia, Bartolomé gana las oposiciones de profesor especial de clarinete en el Conservatorio de Córdoba. En esa época solo hay tres profesores especiales de clarinete en toda España: Eladio Parra, en Madrid, el señor Conejo, en Valencia y Bartolomé conde Magán, en Córdoba. Parra y conejo se jubilan y el único profesor, quedando como unico profesor de clarinete en toda España es Bartolomé. Madrid, Valencia y Córdoba se lo disputan, y decide quedarse en Córdoba.
Bartolomé aconseja a diego que se desplace a Córdoba y le cede su puesto en la sala de fiestas “La segunda”. Diego, aprovechando esta oferta de su hermano, se instala definitivamente en Córdoba.
Paco, después de terminar sus estudios de percusión y piano en el conservatorio de Madrid, regresa también a Córdoba, ingresando como profesor interino de solfeo en el Conservatorio de Córdoba.
Diego cursa la carrera de fagot y entra de contratado en la Banda Municipal de Música de Córdoba.  Por esas fechas hay nueve plazas de solfeo en el Conservatorio de Córdoba y las hijas de Bartolomé, Rafi y Encarnita, cubren plazas de interinas de solfeo. Poco después diego concursa oposiciones de profesor de saxofón del Conservatorio, y las gana. Al mismo tiempo gana las de fagot en la Banda Municipal de Córdoba. Poco tiempo después Paco es nombrado Profesor de Solfeo del Conservatorio, ejerciendo durante 20 años como tal. Luego seria profesor de percusión del Aula del Conservatorio A-3, del que lo fue durante muchos años, incluso después de su jubilación. A ese grupo pertenece también Carlos Alberto Lara Conde, nieto de Diego.
Bartolomé y Diego se jubilaron en 1985, como profesores del Conservatorio y componentes de la Banda Municipal de Córdoba.
Diego pertenece también al Orfeón Cajasur, siendo director del mismo Ramón Medina, y colaboró estrechamente con éste y con su esposa, Rosario Morales guerrero, miembro activo, así mismo del Orfeón.
Bartolomé se dedica a preparar a sus nietos para el mundo de la música, capacitándolos en las distintas materias musicales que estudiaban, pues todos presentaron cualidades innatas para el arte de Euterpe.
Paco se jubila en 1992; dirige una banda de música en Córdoba y el grupo de Percusión, formado por alumnos y antiguos alumnos del Conservatorio. Este grupo consiguió innumerables éxitos, actuando en Montoro y en distintos pueblos de la provincia. Colabora con distintas Bandas, entre ellas, la de Montoro. Compuso pasodobles e himnos para asociaciones montoreñas, como el Himno del Club Iligora, Pasodoble de Juan Antonio Cervera, el Himno a la Virgen del Carmen, etc.
Los contactos con sus paisanos, ya bastante intensos en su época de profesor en el conservatorio, a donde, de la mano de Ramón Muñoz, acudían numerosos alumnos de Montoro, en su etapa de jubilado se acrecientan y desde que su hija Ana ejerce como maestra y tiene vivienda en Montoro, pasaba temporadas cortas en el pueblo. Enamorado del patrimonio cultural montoreño, dirige un coro que ambicionaba grabar cancones tradicionales de Montoro, con el fin de evitar su desaparición.
Diego y paco pertenecieron a la Agrupación Literaria Manuel Terrin, y Paco, además, socio del Club Ilígora.
La tradición musical de la familia Conde tiene continuación asegurada, pues las hijas de Bartolomé son profesoras de música; una de sus nietas, Mariví Lara, directora del Conservatorio de Lucena; Carlos, hermano de Mariví, estudio violín y percusión y pertenece al grupo de percusión del aula del conservatorio, que dirigía su tío Paco. Ana, hija de Paco, es maestra y ha estudiado Piano.
Diego Ruiz Conde, hijo de Angelita Conde Magán, estudió violoncelo y perteneció a la Orquesta Ciudad de Córdoba y músico de la Orquesta Ciudad de Málaga. Su hermano José, miembro de la orquesta Ciudad de Córdoba, como violinista.
De esta manera, la saga de los Conde y de los Magán, iniciada, entre otros, por Diego Conde García, y los hermanos Juan y Bartolomé Magán Guerrero, continúa por los hermanos Conde Magán, por Rafael Magán Torres y sus hijos y nietos, que aseguran una larga vida y fecunda pervivencia.

Publicado en el Eco de Montoro año 2, número 2, pags. 29, 30 y 31
Editado por Lola Moreno, el 27 de Junio de 2014 para el Blog Pasión por Montoro.

1 comentario :

En el Blog Pasión por Montoro solo se aceptan comentarios en los que aparezca el nombre y apellidos. Cualquier comentario que se envie como anónimo no se publicará en ningún momento. Comentar con el nombre es muy fácil, pulsa sobre NOMBRE e indica tus datos personales. Así de fácil podremos tener una conversación fluida, con respeto y en beneficio de Montoro